Anécdotas de los Pinos Españoles

Por Armand Paz Rico

PARA DESPISTADOS: por alguna respuesta a mi anterior contribución parece preciso recordar algo sobre los pinos en España, al menos para esta especie, Pinus halepensis (pino carrasco, blanco o de Jerusalen).

Por la influencia quizá del centralismo suele tomarse equivocadamente su papel: en Madrid y en el Oeste de la Península los pinos forman raramente parte del bosque natural y por eso quizá creen erróneamente que los pinos no son autóctonos ni naturales (todos en España lo son excepto los pinos insignis de Euzkadi).

Este lo es tanto que ocupa una de las mayores superficies arboladas y espontáneas de España. Nativo desde el sur de Navarra trazando una línea que pase por sierra Altomira, Sierra de Alcaraz y Cazorla hasta los montes de Málaga, a su derecha por debajo de 1000 m (más hacia el sur) es la vegetación natural preclimax más común y natural en suelos no ácidos (excepto en el SE árido, donde no crece en masas contínuas)

  • Como muestra de su importancia, el paso natural, o por plantación o siembra al encinar climácico no es viable en esta amplia zona si no se realiza a la sombra de este árbol. Incluidas las bien intencionadas “bellotadas” que no prosperan en suelo no sombreado.
  • Su papel ecológico es formidable en esta zona, muestra de ello, a sus pies el matorral de Rosmarinion cubre el suelo casi al 100%, evita la erosión, promueve la recarga de acuíferos y mantenimiento del agua. De lo natural de su presencia es testimonio la simbiosis que realiza en micorrizados con hongos como Lactarius sps, Russula, Lepiota y Suillus tan apreciados por los buscadores de setas; además de que su sombra es apreciada por todo, y senderistas y cazadores Como corresponde a cualquier secuencia preclimácica su fijación de C02 es superior a la que realiza posteriormente la clímax de encinas carrascas
  • No todo son ventajas, los pinos son proclives al incendio este también con el agravante de como sus extensiones son naturales sus incendios suelen ser los de mayor superficie en España (algunos de ellos mayores de 20.000.has) a diferencia de los que ocurren sobre plantaciones de otras especies, como los de la mitad oeste de España.
  • Culpar a ellos del incendio es como culpar a un coche de un accidente y no al conductor. La recuperación de la superficie en esta especie, si está en su zona nativa, es relativamente rápida de manera natural. De hecho los incendios no impiden que la superficie arbolada con ella sea cada vez mayor, como lo es en general para los bosques y arboledas autóctonas de España (ahora la mayor desde el siglo XVIII) pese a la idea que algunos tienen de su merma.

Ambas imágenes son del trifinio de Valencia, Paterna y Burjassot, por razón de ser lindes es suelo no urbanizable (hasta ahora…) pese a estar en plena área metropolitana . Aprovechándolo estos pinos espontáneos, nativos, autóctonos y naturales aquí, han ocupado el espacio vacío como un recuerdo de lo que fue. Quizá´haya también que recordar que un árbol autóctono nunca es invasor porque no es forastero, es de aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: